EL MOVIMIENTO SOY YO…..Y LO QUE HAGO DE MI VIDA CON ESTO.

EL MOVIMIENTO SOY YO…..Y LO QUE HAGO DE MI VIDA CON ESTO.

Baila la vida, danza la mente, siente tu cuerpo.
EL Movimiento, sea cual sea la edad y condición física, está en nosotros, nuestro cuerpo cuenta nuestra historia, la pasada y la presente, guardando memorias para contar la futura.
¿Le prestamos la suficiente atención?
El movimiento es un proceso por el cual nos conectamos con nosotros mismos, con nuestras necesidades, nuestros deseos o anhelos.

dancer-1284214_1920
Es un proceso que nos trae al presente, que nos otorga la serenidad de disfrutar el momento que AHORA estamos viviendo.
En función de nuestra edad vamos a ir apreciando y necesitando distintas cosas para nuestro cuerpo, pero las ganas de vivir y disfrutar de la vida no han variado.
El movimiento sana, el cuerpo habla; Dolores, insomnio, fatiga, ansiedad…y cada uno con su particularidad; el cuerpo nos pide que le atendamos, sin excusas o limitaciones.
Escuchémosle y démosle aquello que nos pide, vamos a cuidarnos cuidándole.

dance-1412144_1920
Hay diferentes recursos para movernos, distintos tipos de baile, la práctica de yoga, danzar simplemente con tu cuerpo… y por supuesto la música como parte fundamental.
La práctica de un movimiento integrativo, de actividades físicas, que forme parte de nuestra vida cotidiana ha sido y es una de las mejores herramientas para la salud y su prevención, ayudando al buen funcionamiento del organismo, contribuyendo a estar sanos tanto físicamente como mental y emocionalmente, fortaleciendo el organismo, aportando disfrute, confianza, autoestima, reduciendo el estrés, ejercitando la memoria. Evitando el sedentarismo, los pensamientos que desbordan, liberando la tensión, regalándonos un descanso y un sentirnos más vivos.
Dentro de la danza o la práctica de yoga nos encontramos con ejercicios que nos mantienen en cuerpo y mente despiertos, es importante que estén adaptados a la necesidad, ritmo y anatomía de cada persona, respetándonos desde dentro hacia fuera.
La práctica de yoga, cada postura, su respiración, su quietud abrirá nuevas posibilidades a nuestro cuerpo y mente.

frogs-1249443_1920
Ejercicios como pararte y respirar profundo y ponerte aquella música que te gusta y dejarte envolver por ella, tu cuerpo pronto se moverá. Has de seguirle. Y si viene un pensamiento ponle a bailar. Seguir y aprender unos pasos en clase de baile; la pauta es no pensar, solo estar.
Párate y visualízate, ¿te gusta lo que ves? Hazlo…Muévete.
No hay barrera de edad para moverse. El cuerpo no teme al miedo, es la mente.

El movimiento eres tú y lo que haces de tu vida con esto.

Artículo escrito por Maika López (profesora de yoga infantil y de familia)

Anuncios

¿Dieta? Si. Pero sin tópicos.

tape-403593_960_720

Se acerca el calorcito y hay que lucir palmito. Sí, palmito. Y es que esto de sentirnos guapos no tiene edad. Y claro, que si una amiga me dice; que si mi vecina me cuenta… Y vamos que si no llega a ser por los programas de Chicote (jejeje) y por el descubrimiento de estos falsos mitos, mi dieta acabaría sin duda siendo como el ‘Rosario de la Aurora’:

 

  1. ¿Beber agua en ayunas adelgaza?eve-1071355__180

Ni hablar, el agua no adelgaza.
Pero es interesante tomarse un vasito para evitar el estreñimiento y la aparición de cálculos renales.

 

  1. ¿La estevia, es la solución a todos mis males con el dulce?

Es un edulcorante con un poder de endulzamiento 200 veces mayor que el azúcar tradicional y sin aporte de calorías. Pero…según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, no habría que tomar más de 4 mg por día y por kg de peso corporal.

  1. ¿Legumbres? No gracias. Engordan mucho.

Pues no, va a ser que no, las legumbres no engordan mucho, pero sí los ingredientes que acompañan a ciertos guisos de legumbres tradicionales españoles: morcilla, chorizo, tocino…legumes-665788__180Por tanto son un buen acompañamiento y muy necesario para una dieta equilibrada, inclusive de adelgazamiento, poniéndolas en ensaladas por poner algún ejemplo.

  1. No ceno y así adelgazo.

Saltarse comidas lo que produce es el efecto contrario, ayuda a engordar. Cuando hacemos entre cuatro y seis comidas al día, estamos quemando con cada digestión y lo que conseguimos es que se distribuyan mejor las calorías necesarias.

El desayuno debe contribuir con el 25% de las calorías diarias, la comida con el 35% y la cena con el 25%. El resto entre la media mañana y la merienda.

  1. ¿Pan integral? Sí claro, engorda menos.

roll-852040__180Los alimentos integrales no tienen menos calorías, lo que sucede es que al contener más fibra, se digiere más lentamente y estamos más saciados durante más tiempo.

Amigos, hasta aquí los cinco tópicos de hoy, os iremos mostrando más en
próximos post.
Para adelgazar os aconsejamos acudir a un nutricionista pero si no podéis por pelillas, os damos unos consejillos y os aconsejamos seguir a nuestros dos colaboradores nutricionistas con los que podéis contactar a través de nuestro blog.

Nuestros consejos (que no tópicos) son:

  • barbeque-1238552_960_720Dar prioridad a los alimentos magros, a las grasas no saturadas y a los hidratos de carbono complejos.
  • Equilibrar las proteínas, los hidratos de carbono y las grasas a lo largo del día. Dando preferencia a la ingesta de hidratos antes de las cuatro de la tarde.
  • Comer variado y con platos coloridos. Una vez por semana come pasta o arroz y otro día resérvalo para tomar legumbres. Aprovéchate de las posibilidades de cocinar con huevo (recomendado 3 por semana). Un truco es decorar los platos y usarlos de pequeño tamaño.

eat-547511__180

  • Cocinar de forma sencilla. Utiliza plancha y horno. Evita salsas y fritos. Sazona usando especias…dan sabor sin calorías.
  • No picar entre horas. Si te entran ganas de pocitear ve a la cocina y bebe un vaso de agua que te sacia sin aporte calórico alguno y a la vez te depura.
  • Beber agua. Unos 8 vasos al día o lo que es lo mismo 2 litros diarios.
  • Y mover “palmito”. Hacer ejercicio de forma regular y o caminar al menos 30 minutos diarios.foods-805435_960_720

Y recordad… ¡no hay dietas mágicas! Hay constancia, información y buenos hábitos con los que @envejecer creciendo .

Escrito por Nuria Carpeño García y Lourdes Viana.

Cofundadoras de EnvejecerCreciendo.

 

 

LA MENOPAUSIA

Hola de nuevo queridos lectores.
Hoy daré unas breves pinceladas sobre la menopausia o climaterio que es una etapa de transición en la mujer que se produce entre los 40 y 50 años. El ciclo sexual suele hacerse irregular al producirse una disminución de la producción hormonal. Estas irregularidades hormonales, después de algunos años, conllevan el cese completo de la producción hormonal ovárica, con el consiguiente fin de la capacidad reproductiva.

Con la menopausia se produce toda una serie de modificaciones y cambios fisiológicos debidos a la falta de estrógenos: sofocos, irritabilidad, ansiedad, etc. Una de las consecuencias más visibles es el posible aumento de peso (2-3- kg), así como los cambios en la distribución de la grasa, que sufre modificaciones, con un aumento de volumen en la zona abdominal.

Sus síntomas son:

  • Sofocos y enrojecimiento de piel.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Disminución del impulso sexual.
  • Ausencia de periodos menstruales o periodos menstruales irregulares.
  • Sequedad vaginal.
  • Cambios en el patrón de distribución en la grasa corporal.

hoja-en-rocio-de-la-manana_385-19321320

 

En esta etapa se pueden presentar o agudizar algunos problemas de salud nuevos o que ya existían desde antes en la mujer.
Los tres problemas de salud más frecuentes en la mujer menopaúsica que son, el sobrepeso, la hipercolesterolemia y la osteoporosis, con la consiguiente descalcificación ósea, mejoran notablemente con una dieta adecuada.
Hay que recordar que las mejores fuentes de calcio son la leche y todos los productos lácteos. El yogur es un alimento excelente como fuente de calcio. La lactosa presente en la leche incrementa esta absorción de calcio.
Hay que tener en cuenta que altas dosis de proteínas animales en la dieta aumentan la eliminación urinaria del calcio.

young-woman-635249_1920

Un elemento poco conveniente para el equilibrio del calcio en nuestro hueso es la presencia excesiva de fosforo. Este elemento está presente en carnes, pescados, huevos, y bebidas refrescantes a base de cola, cuyo exceso puede conllevar la disminución de la absorción intestinal del calcio.

El calcio que procede de los alimentos vegetales se absorbe peor en presencia de sustancias como el filato y el oxalato, presente en algunos cereales integrales. Así el salvado ingerido en grandes cantidades disminuye mucho la absorción de calcio.

La vitamina D favorece la absorción intestinal del calcio, por lo que es recomendable la exposición al sol, aunque tomando las precauciones necesarias.

Es muy adecuado evitar seguir una dieta con un contenido excesivo de sodio, ya que puede producir una mayor excreción de calcio por la orina. Asimismo, la cafeína en grandes cantidades, aumenta la eliminación del calcio por la orina.
El peso es además, un factor importante que hay que tener en cuenta en el desarrollo de la osteoporosis. Por eso hay que insistir en la necesidad de una dieta equilibrada y variada y en la práctica de ejercicio regular, suficiente y adaptado a las características de la mujer.

apple-19309_1920
Está de moda consumir soja en esta etapa de la vida, ya que tiene isoflavonas, que parecen tener sobre el organismo un efecto similar, aunque más débil, al de los estrógenos. Es preferible ingerir alimentos naturales – ricos en sustancias antioxidantes – a suplementos o alimentos enriquecidos o fortalecidos. La mayor parte de los alimentos “enriquecidos” en soja del mercado contienen cantidades pequeñísimas y para aprovecharse de sus beneficios, es necesaria tomarla desde edades muy tempranas y formando parte de nuestros hábitos y costumbres alimentarias. En esta época es más sencillo acostumbrarse comer ensaladas, verduras, frutas, zumos y platos de garbanzos, judías y lentejas.
Termino con unos consejos sencillos:

  • Aumentar el consumo de los alimentos ricos en calcio.
  • Una adecuada exposición solar diaria.
  • Práctica habitual de alguna actividad física.
  • Moderación del consumo de alimentos ricos en proteínas animales.
  • Evitar el consumo habitual y excesivo de los alimentos ricos en sal, sobre todo cuando la ingesta de calcio no sea abundante.
    • Otros dos factores importantísimos para esta etapa en la mujer son:
  • Las personas que le rodean, que comprendan por la etapa que están pasando y los posibles desajustes que se están produciendo en nuestro cuerpo y mente para volver al equilibrio.

  • Y nosotras mismas, recordando siempre que no es una enfermedad, es una etapa más que se puede vivir satisfactoriamente, solo con seguir una serie de medidas de higiene vital, entre las que destaca especialmente el seguimiento de una dieta adecuada.

    tulips-635263_1920Gracias por vuestra lectura.
    Magdalena Manso