Cuídate. Consejos para envejecer mejor que bien.

 

Envejecer es el regalo que nos da la vida por cuidar el cuerpo adecuadamente.”

La piel el órgano más amplio de nuestro cuerpo. Cubre todo el organismo y por ello merece todo el esfuerzo a la hora de su cuidado, su función principal es la protección contra los agentes externos, recubre todos los órganos para que no se dañen, transpira sin dejar pasar substancias ni microorganismos al interior, protege frente a los rayos solares; regula la temperatura corporal y también nos regula el líquido del cuerpo.

FB_IMG_1433538539785

 

 

 

 

 

 

Las capas de la piel con la edad se van debilitando y haciéndose cada vez más finas, sobre todo a partir de los 50 años, la protección frente a los rayos solares va haciéndose cada vez menor de ahí la importancia de utilizar agentes protectores como cremas o no exponerse al sol más tiempo del necesario. Debido al paso del tiempo el color de la piel cambia convirtiéndose en más amarillenta o más pálida, quizá más propensa a las infecciones, por ello su cuidado es decisivo.

La piel ahora más fina, va perdiendo la elasticidad y los hematomas son más comunes siendo por ello vital mayor necesidad de su cuidado. Es esencial la utilización, tanto de día como de noche, de cremas o aceites pues la grasa cutánea va desapareciendo sobre todo en la cara, en las manos y plantas de los pies se produce mayor sequedad de ahí que se requiera el uso de hidratación extra evitando así la aparición de esas pequeñas arrugas.

Otros tratamientos a utilizar que también merecen nuestra atención pues en definitiva nos ayudan a cuidarnos son los masajes. Un masaje después de la ducha con pequeños toques ayuda a que la circulación de la sangre por esta zona del cuerpo sea mayor y favorece el aporte de nutrientes a nuestra piel, con lo cual se encontrara más sana.

received_10152863238406249

 

Consejos para lucir una piel sana:

  • Utilizar un jabón para el aseo diario con PH neutro indicado por el dermatólogo, secarse meticulosamente y sin friccionar en exceso, realizándolo a suaves toques
  • Aplicar cremas hidratantes tanto durante el día como en la noche sobre todo en cara, manos y pies.
  • Examinar nuestra piel, rojeces, lunares, verrugas, granos, bultos, cayos, … frecuentemente.
  • No exponerse a los rayos solares en exceso. Sobre todo tener especial cuidado de once de la mañana a cuatro de la tarde, utilizando cremas de protección para el sol mínimo con factor de protección 20 y posterior “aftersun”.
  • No permanecer mucho tiempo en la misma postura. Consejo muy importante para aquellas personas que se encuentran en cama o con movilidad física reducida en sillas de ruedas por diversas enfermedades.
  • Utilizar ropa de cama limpia con las sábanas estiradas y sin arrugas.
  • Tener una dieta equilibrada y bebiendo más líquido ya que nos ayuda a paliar los efectos de la edad.

 

No debemos olvidar el pelo y las uñas que son anejos cutáneos y por tanto merecen nuestra atención.

hands-1115576_1920

Con la edad las uñas van perdiendo vitalidad y las de los pies se vuelven más duras. Con respecto a las uñas de los pies debemos cortarlas siempre en forma recta nunca de manera curvada evitando así la aparición de los molestos uñeros, también se debe realizar con lima y no con tijeras. En las manos si pueden ser cortadas de forma curva pero siempre mejor con una lima.

Con respecto al pelo, este se vuelve más frágil y quebradizo y comienza su desaparición. Se puede evitar algo la caída dando masajes circulares con las yemas de los dedos en todo el cuero cabelludo. Es recomendable que los tintes sean de tonos suaves, de color parecido al cabello propio, y con tintes semipermanentes que den tonos más naturales. Así también es aconsejable tener el pelo corto o recogido, no usar fijadores muy fuertes ni peinados que obliguen a dar grandes tirones a la piel

Hay alimentos adecuados para cuidar pelo y uñas como son: lácteos, pescado azul, yema de huevo, brócoli, zanahoria, espinacas, pimiento rojo, calabaza, melón, cereales, chicharros, almejas, mejillones, carne sin grasa,…

Y como colofón os proponemos remedios caseros, que tratan de paliar el efecto del paso del tiempo:FB_IMG_1427637700845

  • Para las uñas se pueden sumergir en una infusión de romero con un chorrito de limón, siempre y cuando este esté frío y hacerlo durante 15 minutos, todos los días.
  • Para las arrugas las mascarillas, mezclando en la batidora dos dados de pulpa de calabaza, un huevo y un par de cucharadas de leche. Aplicar la mezcla resultante sobre tu rostro y cuello y deja que actúe durante 15 o 20 min. Pasado ese tiempo, retírela con agua tibia.
  • Para prevenir las manchas cutáneas provocadas por el sol y el paso de los años se recomienda friegas con limón, piña o aceite de almendras dulces.

 

Artículo escrito por Teresa Gallardo Adanez colaboradora de eCreciendo. teresa.gallardo.adanez@gmail.com

LA MENOPAUSIA

Hola de nuevo queridos lectores.
Hoy daré unas breves pinceladas sobre la menopausia o climaterio que es una etapa de transición en la mujer que se produce entre los 40 y 50 años. El ciclo sexual suele hacerse irregular al producirse una disminución de la producción hormonal. Estas irregularidades hormonales, después de algunos años, conllevan el cese completo de la producción hormonal ovárica, con el consiguiente fin de la capacidad reproductiva.

Con la menopausia se produce toda una serie de modificaciones y cambios fisiológicos debidos a la falta de estrógenos: sofocos, irritabilidad, ansiedad, etc. Una de las consecuencias más visibles es el posible aumento de peso (2-3- kg), así como los cambios en la distribución de la grasa, que sufre modificaciones, con un aumento de volumen en la zona abdominal.

Sus síntomas son:

  • Sofocos y enrojecimiento de piel.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Disminución del impulso sexual.
  • Ausencia de periodos menstruales o periodos menstruales irregulares.
  • Sequedad vaginal.
  • Cambios en el patrón de distribución en la grasa corporal.

hoja-en-rocio-de-la-manana_385-19321320

 

En esta etapa se pueden presentar o agudizar algunos problemas de salud nuevos o que ya existían desde antes en la mujer.
Los tres problemas de salud más frecuentes en la mujer menopaúsica que son, el sobrepeso, la hipercolesterolemia y la osteoporosis, con la consiguiente descalcificación ósea, mejoran notablemente con una dieta adecuada.
Hay que recordar que las mejores fuentes de calcio son la leche y todos los productos lácteos. El yogur es un alimento excelente como fuente de calcio. La lactosa presente en la leche incrementa esta absorción de calcio.
Hay que tener en cuenta que altas dosis de proteínas animales en la dieta aumentan la eliminación urinaria del calcio.

young-woman-635249_1920

Un elemento poco conveniente para el equilibrio del calcio en nuestro hueso es la presencia excesiva de fosforo. Este elemento está presente en carnes, pescados, huevos, y bebidas refrescantes a base de cola, cuyo exceso puede conllevar la disminución de la absorción intestinal del calcio.

El calcio que procede de los alimentos vegetales se absorbe peor en presencia de sustancias como el filato y el oxalato, presente en algunos cereales integrales. Así el salvado ingerido en grandes cantidades disminuye mucho la absorción de calcio.

La vitamina D favorece la absorción intestinal del calcio, por lo que es recomendable la exposición al sol, aunque tomando las precauciones necesarias.

Es muy adecuado evitar seguir una dieta con un contenido excesivo de sodio, ya que puede producir una mayor excreción de calcio por la orina. Asimismo, la cafeína en grandes cantidades, aumenta la eliminación del calcio por la orina.
El peso es además, un factor importante que hay que tener en cuenta en el desarrollo de la osteoporosis. Por eso hay que insistir en la necesidad de una dieta equilibrada y variada y en la práctica de ejercicio regular, suficiente y adaptado a las características de la mujer.

apple-19309_1920
Está de moda consumir soja en esta etapa de la vida, ya que tiene isoflavonas, que parecen tener sobre el organismo un efecto similar, aunque más débil, al de los estrógenos. Es preferible ingerir alimentos naturales – ricos en sustancias antioxidantes – a suplementos o alimentos enriquecidos o fortalecidos. La mayor parte de los alimentos “enriquecidos” en soja del mercado contienen cantidades pequeñísimas y para aprovecharse de sus beneficios, es necesaria tomarla desde edades muy tempranas y formando parte de nuestros hábitos y costumbres alimentarias. En esta época es más sencillo acostumbrarse comer ensaladas, verduras, frutas, zumos y platos de garbanzos, judías y lentejas.
Termino con unos consejos sencillos:

  • Aumentar el consumo de los alimentos ricos en calcio.
  • Una adecuada exposición solar diaria.
  • Práctica habitual de alguna actividad física.
  • Moderación del consumo de alimentos ricos en proteínas animales.
  • Evitar el consumo habitual y excesivo de los alimentos ricos en sal, sobre todo cuando la ingesta de calcio no sea abundante.
    • Otros dos factores importantísimos para esta etapa en la mujer son:
  • Las personas que le rodean, que comprendan por la etapa que están pasando y los posibles desajustes que se están produciendo en nuestro cuerpo y mente para volver al equilibrio.

  • Y nosotras mismas, recordando siempre que no es una enfermedad, es una etapa más que se puede vivir satisfactoriamente, solo con seguir una serie de medidas de higiene vital, entre las que destaca especialmente el seguimiento de una dieta adecuada.

    tulips-635263_1920Gracias por vuestra lectura.
    Magdalena Manso