Cuídate. Consejos para envejecer mejor que bien.

 

Envejecer es el regalo que nos da la vida por cuidar el cuerpo adecuadamente.”

La piel el órgano más amplio de nuestro cuerpo. Cubre todo el organismo y por ello merece todo el esfuerzo a la hora de su cuidado, su función principal es la protección contra los agentes externos, recubre todos los órganos para que no se dañen, transpira sin dejar pasar substancias ni microorganismos al interior, protege frente a los rayos solares; regula la temperatura corporal y también nos regula el líquido del cuerpo.

FB_IMG_1433538539785

 

 

 

 

 

 

Las capas de la piel con la edad se van debilitando y haciéndose cada vez más finas, sobre todo a partir de los 50 años, la protección frente a los rayos solares va haciéndose cada vez menor de ahí la importancia de utilizar agentes protectores como cremas o no exponerse al sol más tiempo del necesario. Debido al paso del tiempo el color de la piel cambia convirtiéndose en más amarillenta o más pálida, quizá más propensa a las infecciones, por ello su cuidado es decisivo.

La piel ahora más fina, va perdiendo la elasticidad y los hematomas son más comunes siendo por ello vital mayor necesidad de su cuidado. Es esencial la utilización, tanto de día como de noche, de cremas o aceites pues la grasa cutánea va desapareciendo sobre todo en la cara, en las manos y plantas de los pies se produce mayor sequedad de ahí que se requiera el uso de hidratación extra evitando así la aparición de esas pequeñas arrugas.

Otros tratamientos a utilizar que también merecen nuestra atención pues en definitiva nos ayudan a cuidarnos son los masajes. Un masaje después de la ducha con pequeños toques ayuda a que la circulación de la sangre por esta zona del cuerpo sea mayor y favorece el aporte de nutrientes a nuestra piel, con lo cual se encontrara más sana.

received_10152863238406249

 

Consejos para lucir una piel sana:

  • Utilizar un jabón para el aseo diario con PH neutro indicado por el dermatólogo, secarse meticulosamente y sin friccionar en exceso, realizándolo a suaves toques
  • Aplicar cremas hidratantes tanto durante el día como en la noche sobre todo en cara, manos y pies.
  • Examinar nuestra piel, rojeces, lunares, verrugas, granos, bultos, cayos, … frecuentemente.
  • No exponerse a los rayos solares en exceso. Sobre todo tener especial cuidado de once de la mañana a cuatro de la tarde, utilizando cremas de protección para el sol mínimo con factor de protección 20 y posterior “aftersun”.
  • No permanecer mucho tiempo en la misma postura. Consejo muy importante para aquellas personas que se encuentran en cama o con movilidad física reducida en sillas de ruedas por diversas enfermedades.
  • Utilizar ropa de cama limpia con las sábanas estiradas y sin arrugas.
  • Tener una dieta equilibrada y bebiendo más líquido ya que nos ayuda a paliar los efectos de la edad.

 

No debemos olvidar el pelo y las uñas que son anejos cutáneos y por tanto merecen nuestra atención.

hands-1115576_1920

Con la edad las uñas van perdiendo vitalidad y las de los pies se vuelven más duras. Con respecto a las uñas de los pies debemos cortarlas siempre en forma recta nunca de manera curvada evitando así la aparición de los molestos uñeros, también se debe realizar con lima y no con tijeras. En las manos si pueden ser cortadas de forma curva pero siempre mejor con una lima.

Con respecto al pelo, este se vuelve más frágil y quebradizo y comienza su desaparición. Se puede evitar algo la caída dando masajes circulares con las yemas de los dedos en todo el cuero cabelludo. Es recomendable que los tintes sean de tonos suaves, de color parecido al cabello propio, y con tintes semipermanentes que den tonos más naturales. Así también es aconsejable tener el pelo corto o recogido, no usar fijadores muy fuertes ni peinados que obliguen a dar grandes tirones a la piel

Hay alimentos adecuados para cuidar pelo y uñas como son: lácteos, pescado azul, yema de huevo, brócoli, zanahoria, espinacas, pimiento rojo, calabaza, melón, cereales, chicharros, almejas, mejillones, carne sin grasa,…

Y como colofón os proponemos remedios caseros, que tratan de paliar el efecto del paso del tiempo:FB_IMG_1427637700845

  • Para las uñas se pueden sumergir en una infusión de romero con un chorrito de limón, siempre y cuando este esté frío y hacerlo durante 15 minutos, todos los días.
  • Para las arrugas las mascarillas, mezclando en la batidora dos dados de pulpa de calabaza, un huevo y un par de cucharadas de leche. Aplicar la mezcla resultante sobre tu rostro y cuello y deja que actúe durante 15 o 20 min. Pasado ese tiempo, retírela con agua tibia.
  • Para prevenir las manchas cutáneas provocadas por el sol y el paso de los años se recomienda friegas con limón, piña o aceite de almendras dulces.

 

Artículo escrito por Teresa Gallardo Adanez colaboradora de eCreciendo. teresa.gallardo.adanez@gmail.com